20 mar. 2011

La huída

Era un día frío y lluvioso, apenas se veía gente por la calle y los pocos que caminaban miraban al suelo para que la lluvia no les empapara la cara.


De repente la ví, parecía que iba con prisas y decidí seguirla. Quizás esta vez obtendría respuestas.


Sus pasos se aceleraron y también los míos apenas podía mantener el ritmo de esta persecución.


Al doblar la esquina ya no estaba, de nuevo había desaparecio y un coche con unos faros luminosos parecían amenazarme si continuaba por ahí.


Decidí dejarlo para otro día. Hoy no era mi día de suerte.

3 comentarios:

Goyo dijo...

Enhorabuena por recuperar este blog. Ya he pillado lo del 13.

Humberto Dib dijo...

Hola, Pilu, llegué hasta aquí a través de otro blog amigo, realmente me gustó mucho, muy creativo, voy a quedarme como seguidor tu 2° seguidor.
Algunos pueden quejarse de que utilizo un discurso parecido en cada blog, pero, con sinceridad, cuando estoy de recorrida de blogs, se me hace difícil inventar una presentación personal para cada uno. Te aseguro que leo cada uno de los blogs a los que entro, queda a tu criterio considerar si es cierto o no.
Sea como fuere, si tienes ganas, te invito a pasar por mi espacio.
Un saludo desde Argentina.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com

Pilu dijo...

Hola Goyo, muchas gracias por tu visita. Lo has pillado a la primera. ;o) Besos.

Hola Humberto, bienvenido y gracias por seguirme, espero que te guste. Pasaré a visitar tu blog. Un saludo.